Permite un contacto directo con el consumidor.
· El tiempo, de ‘acción–reacción‘ es muy alta. Incluimos ofertas concretas en el mensaje provocando que la acción de compra sea muy rápida.
· Permite saber el estado y evolución del mercado en todo momento ya que la interacción con el target es just in time.
· Crea la sensación de que el producto ofertado es más cercano y alcanzable. Algo muy difícil de conseguir en otro tipo de medios más fríos o sofisticados.
· Flexibilidad, ya que nos permite modificar fácilmente y readaptar la campaña en función del resultado.
· Disponer físicamente del mensaje, facilita el uso y su conservación.
· Ejecutivo de cuentas, el cliente dispondrá de una persona de contacto, que informa al cliente del desarrollo del reparto o cualquier tipo de incidencia que pueda surgir.
· Producción, a diario se le facilita al cliente un informe del reparto, incidencias, inaccesibles, planos…, toda la información necesaria que requiera el cliente.
· Equipos de reparto, controlados y dirigidos por un Jefe de Equipo. El cual se encarga de supervisar y distribuir la publicidad a los repartidores a su cargo.
· Inspectores de zona, su responsabilidad es inspeccionar el trabajo, tanto del jefe de equipo como de los repartidores, y comprueban que el reparto se está realizando según las condiciones pactadas con el cliente.
· Contamos con personal cualificado y con gran experiencia en el sector, el engranaje perfecto para un resultado óptimo y de garantía.
· Se deja un solo folleto por buzón.
· Intentamos siempre acceder al máximo al buzón.
· En caso de que un portero/conserje no nos permita acceder a los buzones, la publicidad se depositara en el lugar que él nos indique.
· Nuestros repartidores anotan todas las incidencias que surjan en el reparto, manteniendo siempre al cliente informado.